Login

EnglishEspañolItaliano

 

Año 1919, un grupo de amigos de Villa Urquiza de Buenos Aires, apostaron dinero a un caballo y se comprometieron a que si ganaba, todo ese dinero se invertía para crear un club. Ganó el caballo apostado  y pusieron el nombre del club el del caballo ganador: Sin Rumbo