Login

EnglishEspañolItaliano

TANGO: EL CUERPO EN MOVIMIENTO

 

Está claro que bailar no se trata solo de adelgazar, lucir un cuerpo firme y mucho menos de competir. Los biólogos han demostrado que, ponerse en acción es salud, porque el movimiento favorece el sistema cardiovascular, baja el colesterol, controla los niveles de azúcar en la sangre y pone nuestro sistema inmunológico con las defensas abiertas para prevenir infecciones y reducir el riesgo de cáncer. Pero...¿por qué?

 

Basándonos en lo que sostienen los científicos podríamos quedarnos con la sensación de que con sólo mover el cuerpo, lo de afuera, nuestro envase, se explica el beneficio de la danza . Sin embargo, el análisis no es tan sencillo ya que la psiquis y el cuerpo funcionan juntos. .

En otras palabras que cuando movemos el cuerpo habla el alma, nuestro inconsciente!

Sé que no es fácil para muchos aprehender este concepto que, aparentemente, nos ubica en responsables de nuestra salud y enfermedad.
Cuerpo y alma intercambian, se combinan y se relacionan en un campo hasta el presente no conocido por todos.

Sabemos que existen relaciones específicas entre determinadas alteraciones somáticas y estados del ánimo. La desesperanza, por ejemplo, es un afecto que aumenta el factor de riesgo de enfermedad.
El cuerpo es maravilloso y genera todo tipo de drogas (Ansiolíticos/estrógenos) que nos enferman o nos sanan.

El hombre vive en constante equilibrio, si lo logra está casi sano. Busca, desesperado, lo que pueda ayudarlo a sobrellevar la angustia existencial y las dificultades vinculares, algunos corren , otros bailan y si la danza es un tango sentirán los beneficios de sentirse completos .
Una vez admitida la existencia de un psiquismo inconsciente, los que exploramos a través de nuestro propio movimiento sabemos del bienestar inmediato que produce . El darnos cuenta, tomar conciencia de nuestras modalidades de movernos en la vida nos ayuda a conocernos.

La Danza y en especial el Tango, nos posibilita conectarnos con nuestra memoria corporal, donde están grabados los afectos retenidos, congelados que fueron reprimidos dándoles una nueva oportunidad creativa de ser.
Nos permite descubrir nuevas perspectivas y espacios.
La pareja encuentra en este contexto la posibilidad de co-crearse en un devenir donde es posible ser feliz , de a dos.
El lenguaje del cuerpo tiene códigos. Con los gestos, los movimientos , la mirada , la postura , estamos hablando.
Es como aprender a hablar, corporalmente, un nuevo idioma. Si aprendemos a escuchar ese lenguaje comprobaremos que la
danza es una fuente de información del inconsciente. Si logramos descifrarlo es como comprender un sueño, o un fallido.

El cuerpo es el inconsciente a cielo abierto.
Mientras se baila Tango no se habla, pero...no se habla?
Desde Psicotango se enseña esa lengua primogénit y los participantes la hablan y la entienden como nosotros.
El cuerpo en movimiento, expresándose, creando, sintiendo la energía de la libertad, nos posibilita empezar un nuevo camino.

El tango es , para nosotros (Psicotango), un baile de grupo NO de pareja .
Los que participan, comparten ritos, códigos y misterios, como en toda ceremonia,
La única expresión espiritual, mística para dos es Hacer el Amor Danzar tango ES hacer el amor.
Y para eso, los milongueros se abrazan.
Existen algunos escépticos que creen, todavía y erróneamente que el único propósito del abrazo es cimentar una relación de intimidad física. Sin embargo ya se ha comprobado que aún los amantes más fogosos dedican mucho mas tiempo a las caricias y mimos que a lo estrictamente genital.

Para los milongueros, ceñirse forma parte del ritual y desde el primer acercamiento a la técnica se enseña a los bailarines el valor de ese contacto y la importancia de las características de sostén y contención que debe tener.
Este baile es en esencia: lúdico, irreverente y libertario por que busca en esos tres minutos musicales de abrazo la conexión con el otro fuese quien fuese... olvidando las normas estructuradas y censurantes

La danza del tango propone la libertad, el coraje de la improvisación así como en el amor la independencia de a dos no es rebeldía, ni abandono, ni libertinaje sino LIBERTAD.
La relación que planteamos da alegría, la única emoción verdaderamente sanadora

Obviamente entre la calidez del abrazo, la mirada de aceptación y el bandoneón suspirando en nuestros oídos, los pensamientos se evaporan y las emociones ganan un lugar de privilegio, la pasión nos invade .
Personalmente lo he comprobado. Muchas veces me llevo a la milonga las cosas duras que pasan en la vida y la cotidianidad, o simplemente llego cansada, el solo pensar en irme a bailar, me produce un efecto analgésico.
Comenzando la ceremonia (elegir la vestimenta, acicalar mi cuerpo) me prepara para participar de una cura que parece mágica. El cuerpo se relaja, se tranquiliza.
El paraíso existe!

Autor: MONICA PERI de Psicotango