Login

EnglishEspañolItaliano

El baile del tango, definiciones, formas, como aprender. PARTE 0

INTRODUCCION

EL BAILE DEL TANGO, DEFINICIONES, FORMAS Y COMO APRENDERLO

Naturalmente el  ser humano, en sus fuertes sentimientos, en el abrazo transmite sus emociones, personas se abrazan en el encuentro y despedida de un ser querido, en el amor, en la tristeza, en la alegría,  o sea EL ABRAZO en el ser humano es un gesto natural de contención, protección, confianza, salud, conexión y transmisión. El tango permite este abrazo entre dos personas que al moverse al ritmo de una espectacular música, produce lo que muchos llaman “la magia del tango. El tango es un sentimiento que se baila (Dicepolo)

 

 Presentación.

 Antes de exponer conceptos, cabe aclarar que expondré mi punto de vista en base a mis conocimientos y experiencia de haber bailado en las milongas de Buenos aires (y del mundo) ininterrumpidamente durante gran parte de mi vida con un promedio de 4/5 veces por semana y  varios años como enseñante. Cálculo matemático de por medio, equivale a haber bailado todos los días durante 10 años,  5 horas por día.

 Formas de baile: E xisten dos definidas y distintas:

  1) El Baile de exhibición para Shows, donde los bailarines exhiben habilidades para las personas que los observan.

 2) El baile popular, social,  llamado según su estilo tango salón, pista o milonguero. Se baila en las milongas.

 

EL BAILE SOCIAL Y POPULAR DEL TANGO

 La frase de definición que me acompaña a todas partes del mundo y la pongo en práctica cuando bailo, tiene como título “Las Majestades del Tango”: El príncipe es El Abrazo, la princesa es la Improvisación, la reina es La Musicalidad y el rey es El sentimiento

Conceptos

El otro sexo define quien es buen bailarín. Bailar bien no es solamente verse bien. Es adaptarse mutuamente para disfrutar y terminar el baile con el sublime placer de la satisfacción.

Los bailarines se sienten entre sí, no pueden verse sus piernas, pies ni cuerpos. Entonces, los vistosos movimientos  seducen a personas que están mirando. El movimiento a ritmo, una buena conexión pasional y un buen y permanente abrazo seduce al compañero. El objetivo es que el compañero te sienta bien, quien seguramente hablará de tí en la milonga y te irá definiendo como buen bailarín/a.

A mi entender, defino dos formas de bailar en la milonga: 1) para mostrarse 2) para el compañero.

PARA MOSTRARSE PARA EL COMPAÑERO
Se piensa en verse bien, la mente esta en los movimientos del cuerpo. Se piensa en nada, con la mente en la pareja y escuchando la música
Se baila para el público que está viendo. Se baila para la pareja.
La pasión es por los movimientos, para lucirse, para hacerlo vistoso, por la técnica. La pasión es como el del amor, se baila con el corazón.
El abrazo es mas tibio y juega un papel secundario. El abrazo es primordial y mágico. Permite la conexión entre las dos almas.
La seducción es para los espectadores y después para la pareja. La seducción es para la pareja.
La conexión es primordialmente para la coordinación de los movimientos, pasos, etc. La conexión es de sentimiento fundamentalmente y después de movimientos.
Se baila un tango para mostrarse. Se baila un sentimiento.

Mi sugerencia es definirse cuál es el objetivo: 1) bailar para mostrarte importándote las miradas de los demás  2) bailar para sentir, para intercambiar corazones, sin importar el resto de las personas.

Si seleccionas 1 , a mi entender deberías tomar clases con orientación para bailar para mostrarte, con mucha técnica. El profesor ideal son los que bailan tango exhibición (show), pero además debes completar el aprendizaje con la experiencia de los que bailan mucho en las milongas, pues,  cuando en una milonga alguien te elija por cómo se te ve bailando en la pista, se llevará una decepción si no le cumples con su expectativa de sentirte tan bien como se te ve.

Si seleccionas 2, sugiero tomar clases para lograr bailar sin pensar, automatizar movimientos y lograr una buena conexión sentimental. El enseñante ideal es el milonguero, el que tiene experiencia en bailar en las pistas y domina los espacios. En la milonga te elegirán por el sentimiento que transmites, por el abrazo y por comentarios de los que ya bailaron contigo. No obstante, sugiero tomar clases de técnica de exhibición de movimientos, para perfeccionar postura y movimientos y porque en la milonga se elige también por cómo se te vé bailar.

He visto que todos, sin excepción pasamos por la etapa de aprendizaje, pensando en los pasos, las secuencias, las figuras, nos tensionamos, transpiramos, entender la musicalidad, etc. Aquí es donde LA PACIENCIA cobra un rol importante.

Cualquiera sea tu elección para aprender a bailar, es mi entender que el objetivo sea llegar bailar relajado (sin tensiones) y sin esfuerzos corporales, ambos bailarines usando el lenguaje del cuerpo, el hombre marcando con intenciones corporales y la mujer siguiéndolas naturalmente. De esta forma hay repuestas mutuas en la pareja.

Tomar clases de musicalización y escuchar mucho tango perfecciona el baile y seduce a todos. Para bailar bien debes llevar el ritmo indefectiblemente.

Los hombres deben aprender a dominar la pista y  los espacios, según los códigos existentes. Por ello, no solamente es suficiente saber bailar, sino saber bailar en la pista. Un roce o  un golpe con otras parejas, normalmente estropea un bello baile.

En lo personal prefiero, como a la mayoría de los milongueros,  una compañera que sea "liviana", dócil para bailar, que responda a todas mis marcas, que se conecte conmigo, que me ame por los tres minutos que dura el  tango y que tenga un lindo abrazo,  y no una mujer que se vea bonita cuando baila,  pero que la siento a disgusto (se mueve sola, fuera de ritmo, preocupada por su técnica y los adornos (yo no puedo verlos), luciéndose para los otros que miran, con abrazo frio o flojo y por sobre todo que no se conecte conmigo).  

COMO APRENDER Y PRACTICARLO

El baile del tango requiere tomar clases y practicarlo en las pistas de las Prácticas y con amigos y compañeros de clases en las Milongas.

En el baile del tango nadie tiene “la verdad”, cada maestro enseña diferente según sus conocimientos y cada persona baila como es, como lo siente y como su cuerpo le permite.

Para aprender y sentirse cada día más motivado, yo aconsejo tomar clases con un enseñante que guste y haga sentir cómodo, dejando en segundo plano la forma de bailar de los  enseñantes, pues, bailarines muy buenos pueden no ser buenos enseñantes y buenos enseñantes no siempre son grandes bailarines.

Cuando no hay muchas posibilidades de elección de profesores, entonces, lo mejor es tomar de ellos solo lo que el estudiante le plazca, le guste y los movimientos que su cuerpo le permita realizar.

Aprender secuencias, casi nunca son aplicables en una milonga por falta de espacio, y quien intenta hacerlas producen roces en la pista molestando a las parejas y hasta llegan a transgredir los códigos y costumbres milongueras, pero aprenderlas permite dar habilidad al cuerpo, adecuarse al abrazo con desconocidos y extraer pasos individuales para adecuarlos en la milonga.  

Aconsejo aprender los movimientos que el cuerpo permite hacer sin gran esfuerzo y motiva volver a clase. Los que se hacen con esfuerzo corporal, además de la posibilidad de dañar al cuerpo (a largo plazo),  no se disfruta tanto, insentiva abandonar el aprendizaje y produce movimientos bruscos y toscos. Aprendí que el mejor baile es cuando mi cuerpo está lo mas naturalmente posturado y relajado.

Es importante los ejercicios de cambio de peso y de equilibrio, aburren pero son imprescindibles.

Ing. Carlos Neuman www.airesdemilonga.com FBook: Carlos Neuman

BAILAR EL TANGO: PARTE 1   PARTE 2    PARTE3   PARTE 4   PARTE 5